Café de Oriente

Café de Oriente

Hace calor en Madrid. Mucho calor. Y como decían en su día Los Rodríguez, un planazo es que abras esa botella, que brindemos por ella, y hagamos el amor en el balcón. La segunda parte de la sentencia es cosa vuestra, no nos vamos a meter… Pero, para la primera, tenemos una sugerencia que os va a encantar.

¿Conocéis The Beer Experience? Dese el pasado 22 de junio y hasta el próximo día 5, las terrazas del Café de Oriente, La Botillería y La Mar, situadas en plena Plaza de Oriente, acogen la primera edición de esta feria de la cerveza.

La verdad es que dicho evento llega en el momento adecuado, cuando nuestro cuerpo nos pide con insistencia cualquier herramienta para refrescarnos en los días de calor. Una cerveza bien fría es, quizás, la mejor opción. El comienzo del verano es la época perfecta para que disfrutemos de las chispeantes burbujas, de la suave espuma que se nos queda en el labio y hace que nos relamamos, de ese suspiro placentero que emitimos después del primer sorbo…

Grupo Heineken, organizador de este evento, tiene el objetivo de mostrar que, ¿por qué no?, esta popular bebida también puede convertirse en una valiosa experiencia gastronómica.

The Beer Experience te propone cinco cervezas de diferentes características. Mientras que La cerveza Sol, de ligero aroma frutal y toque cítrico, es ideal para acompañar con ensaladas, la Affligem marida perfectamente con quesos de intenso sabor, carne roja, caza y pescados.

cervezas2También encontramos cervezas como la Paulaner que, gracias a la mezcla de aspereza y dulzor que aporta el trigo, puede ser el acompañamiento perfecto para la ensalada de remolacha con arenques, pepino, cebolla y manzana que proponen el Café de Oriente y La Botillería.

La cerveza MAES, con sutil sabor a clavo y final afrutado, será una elección ideal si optamos por degustar las salchichas Bratwurst, Bockwurst y Nurenberger, presentes en la carta de estos dos espacios.

El restaurante La Mar, por su parte, ofrece una carta mediterránea con platos como la ensaladilla, los huevos fritos con gulas y la merluza a la romana. Además, en su carta encontramos postres como la panna cotta o la tarta de queso con helado de violetas, los cuales podremos disfrutar acompañados de una Guinness.

Sea cual sea la elección, la experiencia será placentera. Abramos esa botella y brindemos por ella…