El ritmo te invade, se cuela por tus oídos y se traslada por todo tu sistema nervioso. De repente, sentado en tu butaca, te das cuenta de que tu pie derecho no puede dejar de moverse al son de lo que escuchas, tus hombros se agitan y tu espalda se balancea. Puede que des alguna palmada, que tararees esa melodía que los actores interpretan. Tu cuello traslada la cabeza de un lado a otro y, aunque el espectador que tienes en el asiento de atrás seguramente se esté acordando de tu estirpe familiar, estás disfrutando como un enano.

Te gustan los musicales. Todos. Los clásicos, los más contemporáneos, los que hacen alarde de medios técnicos y escenográficos, los que optan por un estilo más minimalista. Mamma Mia, Grease, El Rey León y Hoy no me puedo levantar consumen los gigas de tu iPod. Para tí la Calle Gran Vía es un templo y el teatro musical un dios.

El denominado “Broadway madrileño” se ha convertido en un destino emblemático para los amantes de este género, la calle Gran Vía ha terminado por ser un lugar de peregrinaje para turistas de toda España, los cuales encuentran, en su visita a Madrid, una oportunidad única para disfrutar de la divertida experiencia que supone asistir a un evento de estas características.

Cuando te proponen ir a un musical,  tus ojos se han iluminado, pero… ¡Ups! Has visto ya todos los montajes de la Gran Vía, lo tuyo es adicción… También puede ser que, por culpa de la improvisación, te encuentres con todas las entradas agotadas, no tengas un presupuesto muy boyante o realmente quieras ver algo más innovador.

¿Por qué no pruebas a salir de Gran Vía?

La primera opción que te proponemos se encuentra en plena Plaza de Colón, en los denominados Jardines del Descubrimiento. Desde el pasado 28 de mayo y hasta el próximo 21 de junio, el Teatro Fernán Gómez de Madrid (Centro Cultural de la Villa) cuenta en su programación con Lo tuyo y lo mío, una comedia musical de estética muy sesentera que recoge en 75 minutos nada más y nada menos que 75 canciones.

Lo tuyo y lo mío es todo un reto para los actores Karen Gutiérrez y Manuel Ramos, que construyen una historia de amor a través de temazos de las últimas seis décadas. Canciones de Rocío Jurado, Marisol, Mecano, Shakira, Amparanoia y Delafé y la flores azules se cuelan en un montaje que promete carcajadas y emoción.

Situado en el céntrico barrio madrileño de Salamanca, el Nuevo Teatro Alcalá nos propone una interesante combinación entre el lenguaje del thriller y el teatro musical con Excítame: el crimen de Leopold y Loeb. Ambientada en el Chicago de 1924 y basada en un suceso real, la obra narra la historia de dos estudiantes universitarios, interpretados por Alejandro de los Santos y David Tortosa, que asesinan a un niño escogido al azar. Presionados por la investigación policial, los dos amigos verán como su relación, marcada por la pasión, el amor y el sexo, se va complicando a medida que avanzan los acontecimientos.

Teñimos nuestra próxima parada teatral de un tono más cómico y fresco. Tras el telón, que puede verse en el Teatro Alfil hasta el próximo sábado 20 de junio, reflexiona sobre la situación del tejido teatral off desde una perspectiva humorística.

Julián Salguero, Mariola Peña, Gorka de la Nuez y Verónica Polo interpretan a cuatro actores que, entre las bambalinas de un pequeño teatro, dan rienda suelta a sus amores, desamores, rencillas y preocupaciones. Mientras. en escena, se sucede la última función de King Kong. El Musical, que ha resultado ser un auténtico fracaso de taquilla.

Precisamente, en ese circuito off al que se refiere Tras el telón también tienen cabida las propuestas musicales. Las pequeñas salas de teatro alternativo de Madrid propone interesantes y novedosos proyectos que coquetean con la comedia, la reflexión y la crítica política o social.

El Teatro del Barrio, sala promovida por el actor y director Alberto San Juan, acoge en su programación el musical de la revista Mongolia y la obra Hendaya, el musical. El humorista Pepe Macías se encuentra detrás de este proyecto que musicaliza, en clave de comedia, el famoso encuentro entre Adolf Hitler y Francisco Franco en 1940.

Espacio Labruc, la acogedora sala alternativa de Malasaña, ha programado Cambio climático, un musical (punk). Sala Tú alberga España, circo de variedades y Nueve Norte propone el cabaret De 10 a 12.

No tienes excusas, calienta motores, sal de la Gran Vía, vete al teatro,¡ponte a bailar!