Cuando nos arreglamos para una cita importante, una reunión con amigos o una entrevista de trabajo, cuidamos que el pelo esté brillante y peinado, escogemos lo mejor de nuestro armario, retocamos cada antiestético poro del rostro y ennegrecemos las pestañas.

Prestamos tanta atención a lo que nos parece obvio que, a veces, descuidamos la parte de nuestro cuerpo que más revela sobre nosotras: las manos.

Siempre expuestas al sol, la contaminación y los cambios de temperatura, nuestras manos requieren continua hidratación y protección para evitar que se erosionen y se manchen con el tiempo.

Unas uñas mimadas ponen la guinda al pastel. OPI lo sabe: la marca especializada en manicura femenina acaba de lanzar la colección de otoño-invierno Venice, una gama de lacas inspiradas en una de las ciudades más idílicas de Europa.

Quince nuevos tonos -y su correspondiente GelColor, para un esmaltado duradero- se unen a la familia de colores de OPI. Algunos, de un seductor rojo, como O Suzi Mio, Worth a Pretty Penne, Amore at the Grand Canal y Gimme a Lido Kiss, resultan idóneos para mujeres atrevidas incapaces de resistirse a los abrumadores matices del vino y el coral. OPI

Se les unen perlas, terrosos y pastelesA Great Opera-tunity,It’s a Piazza Cake, Tiramisu for Two Be There in a Prosecco, I Cannoli Wear OPI– gráciles como un paseo por la ciudad flotante. Los azules y lilas, como Gelato on my Mind y Purple Palazzo Pants, recuerdan a los reflejos de las aguas de La Serenissima, mientras la negrura de My Gondola or Yours? evoca los cielos lóbregos de las noches de terraceo.

De esta quincena de lacas, tres son edición limitada. Tendrás que correr para llegar a probar la aguamarina de Venice the Party?, el dorado de Baroque…But Still Shopping y el azulón de St. Mark’s the Spot, tan exquisitos y extravagantes como la arquitectura de la propia Venecia.