Alicia espera sentada a su amiga Martina en un banco del madrileño Parque del Retiro. A lo lejos ve a una chica fumando, con un peinado deshecho y con un look totalmente desastroso pero pensado al detalle. Voilà! Otra universitaria más que vuelve de su Erasmus transformada.

Los estudiantes que regresan “del año más feliz de su vida” lo hacen con infinidad de historias y anécdotas que contar y con su forma de vestir y de ver la vida completamente cambiada. Alicia es solo uno de los muchos casos de amigas que se tiran de los pelos al ver a su queridísima compañera totalmente irreconocible al volver de su Beca Erasmus y tienes que conocerlos todos.

– Italia: Si tu hijo, novio o amigo vuelve de alguna ciudad italiana tendrás la suerte de observar como viene transformado en una especie de bolsa de basura mutante gracias a esos abrigos relucientes que imitan al muñeco de Michelín y que tanto gustan entre la población italiana. Además no le faltarán sus zapatillas Superga y sus gafas Carrera como buen italiano vero. Y por supuesto no entenderá la vida sin una Peroni bien fría a la hora de la comida y el aperitivi se habrá convertido en una de sus fórmulas favoritas que buscará o incluso intentará implantar en su ciudad de origen.

– Francia: En este caso la chica o el chico en cuestión no beberá otra cosa que vino y soltará cada cinco segundos C´est super! Su pelo se habrá convertido en una especie de nido en el que podrás encontrar desde pitillos, barras de labios o consumiciones que se olvidó allí arriba. Todo será muy parisino y su look consistirá en llevar prendas con dos tallas de más, combinar tejidos y usar frecuentemente vestidos de segunda mano que habrá comprado en Le Marais.

erasmus

 – Reino Unido: En las Islas Británicas todo está permitido en cuestión de dress code. Las chicas pasean en pijama por el Primark como tú un domingo por la plaza de tu pueblo y eso mismo es lo que hará tu amiga a su vuelta ante tu mirada perpleja. Las botas Dr. Martens y el estilo boho-chic estará implantado en su día a día como si se tratase de Kate Moss o Sienna Miller. Y cuidado con pedir ron en la discoteca, lo que se lleva son los Gin-tonic o las cervezas con nombres impronunciables.

– Alemania: Si el país de Doña Merkel ha sido el elegido por tu novio prepárate para hacer piernas en la bici, pues ese es el transporte que vas a usar desde ahora. En Alemania son mucho más bio que nosotros y por eso los alimentos ecólogicos se van a convertir en el mejor amigo de tu nevera, se acabó el chorizo de Cantimpalos. Y presta mucha atención a sus zapatos porque se habrán transformado en algo difícil de definir… Siempre se conoce a un alemán por sus pies.