El gran estreno de junio de 2015 es una recreación del universo que Steven Spielberg hizo realidad en 1993, inspirándose en la novela de Michael Crichton. Spielberg dirigió el film de forma mágica y personal porque, desde niño, sentía pasión por los dinosaurios. De hecho, él mismo confesó que su dinosaurio favorito era el triceraptor porque tuvo uno de juguete cuando era pequeño y se sentía muy unido a estos seres prehistóricos. También compartía su interés por estos animales con el actor Jeff Goldblum que encarnó el papel del doctor Ian Malcolm en la primera película.

Jurassic World es una entrega reciclada de la primera parte de Jurassic Park, esta vez al mando de Colin Trevorrow, en la que Spielberg desempeña el papel de productor. De cualquier forma, estas dos películas no tienen nada que ver porque, aunque la trama tenga muchos puntos en común, la intención es distinta. Jurassic World nos traslada de nuevo a Isla Nublar pero, esta vez, partiendo de la tragedia que sucedió en Jurassic Park. Los dinosaurios y los hombres, dos especies separadas por millones de años de evolución, ahora conviven sin problemas en un parque de atracciones con éxito. El problema es que a los visitantes ya no les sorprenden los dinosaurios y para aumentar la venta de entradas, deciden crear una atracción nueva que provoca una situación incontrolable.Jurassic Park protagonistas

La ciencia vuelve a jugar un papel antagonista ya que eleva la creación de dinosaurios hasta límites insospechados y crea un híbrido entre velociraptor, serpiente, sepia, rana y componentes de otros animales: el Indominus Rex, una criatura artificial que no mata por hambre, sino por placer. Además, se dice que es incluso más fuerte que el Tyranoraurus Rex, uno de los carnívoros más temidos de la faz de la tierra. Este nuevo proyecto, como dice el protagonista, no se puede considerar un dinosaurio. Aunque desde el patio de butacas sigue siendo una mezcla entre cocodrilo, tigre y elefante, con la respiración de una ballena. Eso sí, más real que nunca.

Esta nueva versión se estrena siete años después de que el autor de la novela original falleciera, con todas las de triunfar: Chris Pratt y Bryce Dallas Howard como protagonistas (que hacen una interpretación excelente), unos efectos especiales impensables (el 3D merece la pena) y su banda sonora original de siempre, que suena como si la compusieran los propios dinosaurios. Es una película recomendable y entretenida hasta el final pero, por muy impresionante que sea, le falta esa unión entre valentía y emoción que tienen en común los que se engancharon a Jurassic Park el siglo pasado.

Aunque a Jurassic World le falte ese sentimiento profundo que hizo de Jurassic Park una leyenda, el film es conmovedor, gracioso y terrorífico, aunque el tráiler revele casi toda la trama y muestre las criaturas más impactantes. Si alguien no ha visto la primera película de Jurassic Park, este film le parecerá increíble porque, en general, está muy bien hecha, aunque siempre choca que, en cualquier momento aparezca un Jeep o con las llaves puestas, que espera impaciente para rescatar a los protagonistas.

Nada mejor que ir al cine a disfrutar de la película para comprobar que forma parte de la vertiente de cine comercial, que no por ello es peor ni mejor y, en ningún caso, decepcionante. Simplemente, han querido demostrar los principios del amor, la aventura y el “no a la violencia” de forma diferente.Jurassic World aventura