Foto: Víctor Barahona

Glaciar Perito Moreno / Foto: Víctor Barahona

“El glaciar Perito Moreno es el único que puede verse desde tierra, explica, micrófono en mano, el guía de la excursión”. Después de 80km en autobús, desde El Calafate, avistamos por primera vez, a través de las ventanillas, este fenómeno natural de 254 km2. Los turistas se vuelven ojipláticos, los murmullos asombrados y algún que otro flash acompañan a las explicaciones del guía. “Su acceso es simple y seguro. Se encuentra a 185 metros sobre el nivel del mar y podemos caminar sobre él después de bordear el Lago Rico. Su estado es estable desde 1917. Es decir, la superficie, el ancho y el largo se mantuvieron desde entonces. Esto indica que la ganancia de nieve en la zona de acumulación es suficiente para compensar la zona perdida, principalmente por derretimiento”.

El Parque Nacional de los Glaciares, ubicado al sudoeste de la provincia argentina de Santa Cruz, en el límite con Chile, se antoja a los ojos del visitante como un paisaje de contrastes donde el segundo manto de hielo más grande del mundo convive con la árida estepa patagónica. Los ocres terrenales casan a la perfección con las pinceladas blancas de los Andes nevados y el azul intenso que revelan los glaciares en su destrucción.

He de reconocer que no entraba en mis planes viajar a El Calafate. En una terraza del barrio de Palermo, en Buenos Aires, bebiendo una Quilmes, Denise y Gimena, unas azafatas porteñas de la aerolínea LAN me lo sugirieron. “Es muy recomendable”, dijeron. “Si te gustá la naturaleza, no podés marchar de la Argentina sin visitar los Glaciares”, añadió Denise.  La musicalidad de sus palabras y la pasión que se atisbaba en su mirada cuando hablaba del singular paisaje me convencieron en apenas segundos. Brindamos por ello.

Denise y Gimena me advirtieron de que no era un lugar barato. El Calafate, zona antiguamente habitada con el único fin de criar ganado ovino para la comercialización de su lana, se había convertido, desde finales de los 30 (cuando los precios internacionales de la lana hicieron poco interesante este negocio y los glaciares fueron declarados Parque Nacional) en un lugar exclusivamente turístico, con el aumento de precios que ello conlleva.

Los visitantes, que llegan en la mayoría de los casos provenientes de Buenos Aires, Ushuaia, Bariloche o Trelew, aterrizan en el pequeño aeropuerto de El Calafate, último lugar habitado antes del ingreso al Parque de los Glaciares. En la capital de la provincia de Santa Cruz, toda construcción es diminuta. Edificaciones bajas y pequeñas, modestas pero cuidadas, componen un paisaje urbano que, tímido, parece no querer ensombrecer la belleza y la magnitud de la naturaleza que lo rodea.

El Parque Nacional de los Glaciares, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981, te permite conocer el Perito Moreno desde diferentes perspectivas. La primera parada nos regala una vista privilegiada desde la distancia. Una ruta de pasarelas y escaleras que suben y bajan desde la cual podemos observar el glaciar en todo su esplendor. Es curioso escuchar la destrucción del Perito Moreno, al chocarse su frente con la península de Magallanes. La banda sonora inquietante que provoca la caída de los fragmentos de hielo en el agua del Lago Argentino acompaña al visitante durante todo su paseo. Un sonido oculto que despierta los cinco sentidos, que posiciona en alerta al anonadado turista.

De repente, un murmullo. Un gentío que señala un punto concreto del glaciar. Un fragmento que poco a poco se desprende, que parece no querer ser desterrado de su lugar. Finalmente lo hace. Su caída es fulminante, veloz… Un espectáculo impactante capaz de dejar al que mira tan helado como el propio glaciar.

La segunda parada de nuestro viaje nos lleva a adentrarnos de lleno en el Perito Moreno. Familiarizados con él, nos atrevemos a acariciarlo. En el puerto “Bajo de las sombras”, embarcamos para cruzar el Lago Rico. De nuevo en tierra, dos trabajadores del parque nos ayudan a colocarnos los crampones, imprescindibles para iniciar el minitrekking por el glaciar.

Grieta del glaciar / Foto: Víctor Barahona

Grieta del glaciar / Foto: Víctor Barahona

Las dos horas de caminata sobre el Perito Moreno es la apasionante continuación de un encuentro que permite al visitante conocer los detalles del cuerpo de su amante: grietas, sumideros, pequeñas lagunas… Marcas de un azul intenso, luminoso, casi irreal. Un estallido cromático que retumba y agita al espectador, en el culmen de su idilio con la naturaleza.

Al término de la ruta, los guías convidan al enamorado visitante con un típico alfajor y un vaso de whisky. “Solo con hielo, por favor”. “¿Hielo de glaciar?” Como no. No podía ser de otra manera.

Además del Perito Moreno, el parque ofrece la contemplación de otros glaciares que, como el protagonista, reposan sobre el lechoso (debido a las partículas de hielo desprendidas) lago Argentino. El denominado Upsala es el de mayor dimensión: 595 km2. Un pequeño navío nos permite, a modo de crucero, acercarnos a los témpanos que se han desprendido de su frente y que, náufragos solitarios, son cazados por los flashes de turistas impresionados. Los más valientes asoman sus cuerpos y extienden sus brazos con el objetivo de robarles una caricia helada. Agassiz, Onelli, Bolados y Spegazzini son otros de los glaciares que el visitante puede atisbar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografías por Víctor Barahona

CUADERNO DE VIAJE:

Cómo llegar
Aerolíneas Argentinas opera vuelos frecuentes a El Calafate desde Buenos Aires. Una vez allí, para llegar al Parque Nacional de los Glaciares, se puede optar por una excursión organizada o el alquiler de un coche. Muchas son las empresas que ofrecen este servicio. También existe la posibilidad de llegar en autobús desde Río Gallegos, capital de la provincia de Santa Cruz.

Dónde alojarse
Aunque la mayoría de las opciones de alojamiento se encuentran en la localidad de El Calafate, el Parque Nacional cuenta con zonas habilitadas para la acampada y hostales como Los Notros (Ruta Prov. Nº11. Tel. 00542902 499510)