A pesar de ser tan pequeño que pasa desapercibido en los mapamundis, España es uno de los países que más festivales alberga a lo largo del año. No importa si hay crisis o riqueza, si llueve, graniza o truena: una buena juerga debe primar en cualquier situación. Existen tantas opciones que, tal vez, escoger una te resulte abrumador. Por eso te recomendamos cinco festivales obligatorios y para todos los públicos.

El Bilbao BBK Live (9 a 11 de julio, Bilbao) es ya un clásico y cada edición deja el listón más alto con los grupos que trae. El festival arranca el 9 de julio y se prevé que cuente con 120.000 asistentes. Muse como gran cabeza de cartel estará acompañado de The Jesus and Mary Chain y Mumford and Sons.

La riqueza y fusión estilística la aporta Cultura Inquieta (9 a 26 de julio, Getafe). Su ingrediente mágico sabe a pluralidad, con invitados como el jazzista Marcus Miller, la banda de nuevo flamenco Mártires del Compás, los irreverentes Siniestro Total y el grupo de ska y rumba La Pegatina.

Lo más bestia del verano se escuchará en el Resurrection Fest  (15 a 18 de julio, Viveiro), meca de metaleros de todas partes del mundo. Prueba de que el festival está cobrando más y más fuerza es el cartel de este año, con Motorhead, KoRn, In Flames, Refused, Black Label Society, Blackyard Babies, Satanic Surfers, Dagoba, Children of Bodom o 7Seconds.gtres_u217738_002

Destino indie -hipster- por excelencia es el FIB – Festival Internacional de Benicàssim (16 a 19 de Julio) . La presencia de Florence + the Machine lo convierte en uno de los acontecimientos más importantes de la temporada. Crystal Fighters, Blur, The Prodigy, Portishead y Noel Gallagher’s High Flying Birds completan, junto con otras formaciones, un cartel inevitablemente apetecible.

Jazzaldia (22 a 26 de julio, San Sebastián) cierra un julio muy musical con una mezcla de jazz local e internacional. Entre los artistas y bandas invitadas se encuentran Jamie Cullum, Melody Gardot y Zaz.

Amantes del heavy metal, modernillos, culturetas, punkarras… todos tienen su hueco en el panorama musical veraniego de este año. Sobran estilos entre los que escoger. Así que prepara mochila, provisiones y corre a por tu bono, porque este mes no vas a parar por casa.