Hablar con Hannibal Laguna de su nueva colección nupcial siempre es un placer y si además el escenario elegido es el Palacio de Cibeles en el marco de la serie de desfiles de Costura España es una delicia. El maestro de la costura vuelve a los orígenes con su nueva colección White Carpet, una línea clásica que reivindica el momento de la boda como algo especial, único y sin ornamentos añadidos.

¿Qué le inspiró para llevar a cabo su nueva colección?

Es una colección cargada de intenciones desde el inicio, desde que realicé el primer boceto. Está diseñada para respetar el momento de la boda y no confundirlo. Sabemos que para la familia es muy importante el momento en el que una hija o un hijo se casa, pero no tenemos que equivocar ese instante con el de una alfombra roja. En los últimos años hemos cruzado un poco la línea y lo que he querido hacer es una colección de lo que yo considero que es una boda. Las novias tienen que encontrar el equilibrio vistiendo románticas y sensuales pero sin sobrepasar una serie de límites que en muchas ocasiones rozan el esperpento. Esa es la primera intención y a partir de ahí hay un trabajo de investigación desde los años 30 hasta hoy. Aquellos vestidos tan icónicos de cinematografía o de las estrellas de Hollywood es de donde he sacado pequeños guiños que he extrapolado a mi terreno y en el escenario en el que yo me sentía más a gusto.

¿Qué tipo de vestidos de novia vamos a descubrir en White Carpet?

Vamos a ver vestidos muy fluidos, el new look de los años 50, cinturas muy entalladas y espaldas pronunciadas. Sigo con mis tisser joya pero en esta ocasión hechas en un rebrodé con cordones, también continuo con lo que yo llamo las faldas velo, que son para aquellas novias que no quieren llevar velo en la cabeza y se lo ponen en la falda. Esta técnica es algo que ya empecé a hacer hace dos años y que está teniendo mucho éxito porque el resultado es muy atractivo y especial.

Entonces la mujer de sus vestidos de novia es femenina, romántica pero sensual. ¿Cómo logra ese equilibrio?

La sensualidad tiene que estar en dosis muy limitadas, muchas veces confundimos la sexualidad con la sensualidad. Por ejemplo una cintura marcada es muy sensual y en este tipo de ingredientes es en los que yo pongo el acento. Una transparencia en una manga, un escote en la espalda y por supuesto las cinturas muy marcadas te dan el ritmo de la sensualidad sin tener que ir más allá.

Sus colecciones de fiesta muchas veces se ven reflejadas en las de novia. ¿En este caso es así?

Los vestidos más fluidos y algunos cortos encajan muy bien en los diseños de fiesta pero también viceversa. Los vestidos de fiesta más románticos se convierten en los vestidos menos tradicionales de novia. Cuando tengo unas estructuras definidas como los cortes, los escotes o la técnica de cortar los tejidos se reflejan tanto en una colección como en otra y evidentemente hay similitudes.

Refleja sus emociones y sus estados de ánimo en sus colecciones. ¿En el caso de las novias cómo lo hace?

Cuando haces un vestido de novia pasas a formar parte de la historia de esa mujer y tienes una gran responsabilidad. Se lo contará a sus hijos, a sus nietos y las fotografías de ese día perdurarán en el tiempo. El proceso creativo es diferente porque cuando realizo un vestido de novia tengo que reflejar la personalidad de ella. Por eso dentro de la colección tienen que existir diferentes tipos de vestido para que puedan encajar con las diversas personalidades de las clientas.

Sus colecciones de novia has conquistado España, Méjico, el sur de EE.UU., incluso algunos Países Árabes. ¿Le queda alguna asignatura pendiente?

Me quedan todas. Fíjate si me quedan asignaturas pendientes que esta es la primera vez que desfilo en el Palacio de Cibeles. Cada país es un nuevo reto, es una introducción nueva en el mercado. Me hace mucha ilusión que mujeres de diferentes sitios y con distintas culturas se identifiquen, no solamente con Hannibal Laguna como diseñador, sino que de alguna manera representemos a un estilo de mujer española, que es una mezcla de una mujer con sensualidad y contenida. Hannibal Laguna también contiene esas emociones y me gusta que me identifiquen con eso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.