Karl Lagerlfed la considera la Charles Chaplin del mundo de la moda porque todos la admiran. Con solo diez años apareció en un editorial de Vogue Italia con unos sombreros de Philip Treacy. Recién cumplidos los 23, Cara Delevingne ya ha sido ángel de Victoria’s Secret, cantante y, ahora, actriz.

Cara protagoniza Ciudades de papel, una nueva adaptación cinematográfica de la obra de John Green. La película se ha proclamado como la mejor del verano en los Teen Choice Awards y, ella, como estrella revelación y estrella femenina del verano.

Sin embargo, ya se había estrenado como intérprete antes. Debutó gracias a un pequeño papel en Anna Kanerina, la conversión del libro de Tolstoi en filme, en 2012, por Joe Wright. Esta es solo una de las curiosidades de la carrera de la artista británica. ¿Quieres saber más?

Sus cejas marcan tendencia. De pequeña se metían con ella por sus pobladas cejas, pero gracias a la inspiración que le supuso Frida Kahlo, y a que su padre las consideraba su mejor rasgo, decidió transformarlas en una de sus principales características. Hoy existen cientos de artículos y tutoriales para conseguir unas iguales.

Lleva un diamante tatuado en la oreja. Puede presumir de ser una de las modelos con más tatuajes, pero sus peculiaridades no le han impedido triunfar. El más original es un diamante que lleva en el interior de su oreja derecha.

También es cantante. Le encanta la música desde pequeña. Sabe tocar la batería, canta muy bien e incluso ha creado composiciones propias. En 2013 grabó una versión acústica de Sonnentanz con Will Heard.gtres_u241106_057

La fama le ha pasado factura. La moda le ha dado la fama pero también le ha hecho daño. Según explicó en una entrevista en The Times, la presión del éxito temprano y los viajes continuos le causaron una enfermedad psicosomática en la piel, la psoriasis. Lo más desagradable fue que la gente de su entorno reaccionaba ante ella como si fuera una leprosa, y no se atrevían ni a tocarla, cuando se trata de un trastorno no contagioso.

Ama el yoga. Su vida la obliga a estar siempre rodeada de personas y ser más amable con todas ellas que consigo misma. Gracias al yoga aprendió a meditar y reservar un tiempo para encontrar su paz interior.

Está en contra de la hipersexualización en la moda. Cuando era sólo una adolescente, los fotógrafos le pedían poses sensuales con las que no se sentía cómoda y de las que hoy se arrepiente.

Escribe poesía. Escribir es, junto con el yoga, su terapia contra la tristeza, el enfado o el estrés, pero también le gusta dedicar poemas románticos a los demás.

No esconde su sexualidad. La artista es abiertamente bisexual y nunca ha tenido miedo de reconocerlo. Fue pareja de la actriz Michelle Rodríguez (A todo gas) y de la cantante Annie Clark, conocida como St. Vincent.gtres_u245350_003

La descubrió la misma persona que a Kate Moss. Cara ha declarado en más de una ocasión que admira a Kate Moss. Ambas deben gran parte de su éxito a Sarah Doukas, directora de la agencia de modelos Storm Model Management, que supo ver el potencial de ambas.

Y ha trabajado (y trabajará) con ella. Ya hicieron juntas una campaña para Burberry y ahora ha sido la marca española Mango la que las ha escogido para poner rostro a su colección de otoño invierno 2015/16.