Estamos locos. Locos por la cocina. La fiebre por la gastronomía ha crecido como por arte de levadura. Cada vez conocemos el nombre de técnicas más novedosas, elegimos a conciencia los restaurantes a los que queremos acudir, nos creemos un chef de primera cuando hacemos la comida en casa e, incluso, utilizamos algún fin de semana para acudir a talleres de repostería. Para colmo, seguimos todo tipo de formatos televisivos que tengan como protagonista a uno o varios cocineros: MasterChef, Top Chef, Pesadilla en la Cocina, Robin Food y hasta las famosas monjas del Canal Cocina.

con Pedro Espina

Jonathan con el chef Pedro Espina

Jonathan Sanz Molero es uno de esos locos. Tiene 36 años, nació en Sabadell y trabaja como transportista. Tímido y competitivo, a Jonathan le encantaría dedicarse profesionalmente a la cocina y dejar para siempre el volante. Admira a Carme Ruscalleda y apuesta por la fusión de platos tradicionales y técnicas de vanguardia.

Susana Casanova Cabezas, por su parte, es barcelonesa de nacimiento y maña de adopción. Exigente y tenaz, Susana declara admirar a Quique Dacosta, y confiesa que ser una de las becadas del II Campeonato Demos la Vuelta al Día le ha cambiado la vida.

Durante los últimos meses, gracias a este campeonato, Jonathan, Susana y otros doce seleccionados han podido recibir una interesante formación en gastronomía y enología impartida por profesionales de la talla de Pedro Espina, chef español especializado en comida tradicional japonesa, el pastelero Jacob Torreblanca, María Marte, Premio Nacional de Gastronomía 2014, y el tres estrellas Michelín Quique Dacosta, entre otros.

Después de varias pruebas de eliminación, que la organización de Demos la Vuelta al Día ha ido narrando a través de su página web, ha llegado el momento de la gran final. El próximo sábado 27 de junio a las 11:00 horas, Jonhatan y Susana liderarán dos equipos de cinco personas cada uno que competirán por alzarse con un premio sorpresa.

El Palacio de Neptuno de Madrid acogerá este evento, donde el público asistente podrá disfrutar del espectáculo que supone la cocina en vivo. La organización del campeonato también ofrecerá a los espectadores la oportunidad de degustar las tapas elaboradas por los concursantes y ejercer como jurado.

Además de conocer al equipo ganador, la competición del próximo sábado servirá para nombrar al vencedor absoluto del campeonato. Solamente uno de los diez finalistas podrá alzarse con los 3000 euros en metálico que ofrece la organización y un mes de prácticas en el Restaurante Santceloni (dos estrellas Michelin).

Estamos locos. Locos por la cocina. Demuéstralo el próximo sábado en el Palacio de Neptuno, prueba las tapas y deposita en la urna la papeleta del color del equipo que más te haya gustado. Rojo o blanco, solo puede ganar uno…

campeonato_demos_reportaje