Llega el momento de que empiece la fiesta. Vuestros  familiares y amigos han comido hasta reventar. Han gritado unas quinientas ochenta y dos veces “¡Vivan los novios!” y “¡Que se besen!”. El vino ya ha empezado a hacer sus estragos y veis que las corbatas están a punto de abandonar los cuellos para colocarse en las cabezas. Está claro, la gente quiere divertirse. 3, 2, 1… ¡Comienza el baile!

Como viene siendo habitual, los novios son los encargados de abrir dicho acontecimiento. Otro tema sobre el que pensar durante los preparativos… ¿Qué canción elegimos para ese primer baile?

Si os gusta lo clásico, lo tradicional, no vais a tener dudas: Un vals “de toda la vida de Dios”, como diría la tía Antonia.  El vals de las flores de Tchaikovsky o el del Danubio azul de Strauss serán una opción acertada, bonita y muy romántica. ¡Por fin tendréis vuestro baile de cuento!

Si, por el contrario, pasáis de los convencionalismos que tanto le gustan a vuestra tía y estáis pensando en algo más original, tenemos varias propuestas para vosotros. La primera es… tachán… tachán…

¿Por qué no emuláis el emblemático baile de John Travolta y Uma Thurman en Pulp Fiction (Quentin Tarantino)?

La verdad es que la elección de un rock and roll para abrir vuestro baile nupcial es una opción divertida y original. Los acordes de Tutti Frutti de Little RichardJohnny B Goode de Chuck Berry o Jailhouse Rock de Elvis Presley incitarán de inmediato a todos vuestros invitados a ponerse a bailar como unos descosidos.

Elegir a Presley, el Rey del Rock, siempre es una decisión acertada. El cantante norteamericano tiene, además, en su repertorio algunas de las canciones más románticas de todos los tiempos. ¿No os parece buena opción bailar un lento al son de Love me tender?

La historia del rock ha dejado a sus espaldas un sinfín de baladas que podrán ser una apuesta ganadora en vuestro momento. Os aseguramos que cuando vuestras miradas se encuentren, acompañadas de un tema como With or without you de U2, se os pondrán los pelos de punta y no podréis quitaros de vuestra cara una sonrisa de idiotas. El amor es lo que tiene, que se le queda a uno cara de bobo… qué le vamos a hacer…

Otras opciones de este tipo pueden ser Wild horses de Rolling Stones, (Everything I Do) I Do It For You de Bryan Adams o Thank You For Loving Me de Bon Jovi. “There’s no one here but you and me”, dice la canción. Anda, límpiate las babas de la cara…

Si preferís alguna canción en español (para evitar que la tía Antonia se queje de no entender ni papa…), os proponemos a artistas tan populares como Hombres G, con su tema Te quiero, o Cómplices, con Es por tí, dos declaraciones amorosas de lo más explícitas.

Pablo Alborán, Alejandro Sanz o Vanesa Martín también pueden ser la voz romántica de nuestro baile. Nosotros, personalmente, nos quedamos con Joaquín Sabina, con su preciosa A la orilla de la chimenea o con Noches de Boda. ¡Nos encantan!

Quizás, sois más aficionados a los ritmos latinos y queréis que vuestra boda esté coloreada de ritmo sensual y calorcito. ¿Una bachata, tal vez, para vuestro primer baile? Nosotros te proponemos la versión que realiza Prince Royce de la emblemática canción Stand by me. O, como no, cualquier tema de Juan Luis Guerra. Nunca falla.

Otras opciones con las que seguro que acertaréis son la jazzística L-O-V-E de Nat King Cole o, si sois más de música soul, I say a little prayer de Dionne Warwick o Let´s stay together de Al Green.

Y si todo esto os sigue pareciendo demasiado convencional (la tía Antonia se santiguaría), apuntaos a clases e baile. Todos vuestros invitados alucinarán si os ven mover vuestros cuerpos igual que Patrick Swayze y Jennifer Grey en Dirty Dancing. Eso sí, ¡cuidado! No vayáis a acabar en vuestra luna de miel con algunos huesos rotos…

Fotografía de portada: Jimmy and Sasha Reade