Sacar la basura puede ser asqueroso o maravilloso. La diferencia la marca vivir con un perro o no. Si tienes uno, te habrás dado cuenta de que, cuando regresas después de los escasos cinco minutos que has tardado en ir al contenedor, te recibe con una angustia propia de un abandonado de varios años.

Cada vez que un can ve a su dueño, se activa en ambos una hormona llamada oxitocina, causante de sensaciones relacionadas con el cariño y la tranquilidad. En cierto modo, tu perro se enamora de ti de manera recurrente. Y tú de él. La cuestión es, ¿implica esto que piensan y razonan?

Michelle Hunziker con su mascota

Michelle Hunziker con su mascota

Los amantes acérrimos de estos peluches vivientes confían en que tienen sentimientos, mientras que los más escépticos lo niegan con rotundidad. El especialista en neurociencia y fisiología humana Francisco Mora explicó hace poco en el Huffington Post que, mientras el humano es consciente de sus emociones, el perro no, motivo por el que no se le puede considerar verdaderamente racional. Somos las personas, según Mora, quienes tendemos a humanizar aquello con lo que convivimos, vivo o inerte.

No todos los científicos comparten la visión ortodoxa de Mora. El neurólogo estadounidense Gregory Berns, de la Universidad de Emory, realizó una serie de pruebas cerebrales a su mascota, Callie, y a otros canes, y comprobó que estos animales emplean la misma parte del cerebro que los humanos para sentir, a su manera. Esa parte del cerebro no sólo se activó ante la presencia de comida, sino también cuando sentían el aroma de sus dueños.

A favor de Berns se posiciona Marc Bekoff, doctor en etología y experto en conducta animal. Él cree que los animales tienen las mismas emociones que las personas, pasando por el amor a la tristeza y la pérdida de un ser querido, solo las expresan de un modo diferente.

Las emociones animales (y también humanas) constituyen un campo controvertido y abierto al estudio. Resulta muy arriesgado afirmar, al cien por cien, si razonan o no. Lo que es seguro es que son una compañía excepcional. Y soñar que nos quieren sale gratis.